Trastornos de la conducta

Todos los niños o adolescentes pueden tener un mal comportamiento algunas veces, pero este trastorno se refiere a un patrón más serio en el que presentan un comportamiento extremo que no encaja dentro de las normas sociales. Se identifica una actitud desafiante ante las figuras de autoridad, y dificultad para aceptar y obedecer las reglas. Suelen aparecer conductas impulsivas y un déficit de empatía