Trastornos de ansiedad

Trastornos de ansiedad

En esta población podemos encontrar:

Trastorno obsesivo compulsivo: aparecen obsesiones que son pensamientos intrusivos difíciles de controlar y se acompañan de un malestar intenso. Ante este malestar la persona tiene la necesidad de realizar una acción o pensamiento (la compulsión) con el fin de aliviar la ansiedad o evitar que algo malo le pueda suceder. Este trastorno es muy incapacitante y afecta significativamente en la vida del menor. Algunas compulsiones frecuentes en niños o adolescentes son: lavado de manos para evitar la contaminación, preguntas insistentes a los padres para reasegurarse estar fuera de peligro, comprobación o repetición de diversos elementos para evitar que algo malo pueda pasar…

Fobias específicas: los niños vivencian una serie de miedos según la etapa evolutiva que estén pasando y esto se sitúa dentro de la normalidad. Sin embargo cuando hablamos de fobias nos referimos a un miedo intenso e irracional, que bloquea al niño o adolescente y le incapacita en su vida diaria. En los niños las fobias más frecuentes son: fobia dormir solo, fobia a los animales, fobia escolar, fobia a la oscuridad.

Fobia social: hay un miedo intenso en situaciones sociales, activándose preocupaciones referentes a la opinión de los demás y a no actuar adecuadamente. Suele aumentar el temor ante desconocidos o personas que no sean de su entorno más cercano.

Ansiedad ante los exámenes: miedo intenso a la evaluación, a equivocarse o a fallar ante una prueba académica, llegando a interferir en su capacidad de memoria, atención y concentración y reflejándose en un bajo rendimiento escolar.

Trastorno de ansiedad generalizada: preocupación excesiva ante diversas situaciones de la vida cotidiana. Las preocupaciones se instauran como modo de funcionar en la vida del niño, y las preocupaciones no tienen un carácter determinado sino que aparecen frecuentemente ante diferentes situaciones que el menor pueda evaluar cómo peligrosas o inseguras.

Trastornos ansiedad por separación: El Niño experimenta una ansiedad excesiva y no adecuada para el momento evolutivo en el que se encuentra, cuando se separa de las personas significativas para el o cuando se aleja de su hogar

Trastornos de ansiedad

Trastornos de ansiedad

Dentro de los problemas de ansiedad hay una gran variedad de trastornos:

  • Fobias especificas
  • Ansiedad generalizada
  • Ataques de pánico/ Agorafobia
  • Trastorno obsesivo-compulsivo
  • Trastorno por estrés postraumatico
  • Hipocondría

Una fobia es un temor fuerte e irracional a algo que representa poco o ningún peligro real. Existen muchas fobias específicas: fobia a las alturas, a los espacios cerrados, a los túneles, al agua, a volar, a determinados animales, a la sangre, etc.

Las personas con fobias intentan evitar lo que les provoca miedo. Si eso no es posible, pueden experimentar: pánico y miedo, taquicardia, palpitaciones, falta de aire, temblores y un fuerte deseo de huir.

Las personas que sufren ansiedad generalizada están sumamente preocupadas por cosas como la salud, el dinero, problemas familiares y muchas otras cosas, incluso cuando hay poca o ninguna razón para preocuparse por ellas. Hasta llegan a ponerse muy ansiosas con tan solo lidiar con las cosas de cada día. Creen que las cosas siempre van a salir mal. A veces incluso, las preocupaciones impiden a quienes tienen este trastorno realizar las actividades diarias.

Los principales síntomas que presentan estas personas son: preocupación excesiva por las actividades de cada día, problemas para controlar sus preocupaciones constantes, reconocimiento de que esta preocupación es excesiva, imposibilidad de relajarse, problemas de concentración, se sobresaltan con facilidad, problemas para dormir o permanecer dormidos, cansancio continuo, dolores de cabeza, dolores musculares, dolores estomacales o dolores inexplicables, dificultad para tragar, temblores o tics (movimientos nerviosos), irritabilidad, sudores, mareoso, ahogo, etc.