ALIMENTACIÓN CONSCIENTE

ALIMENTACIÓN CONSCIENTE

La alimentacion consciente va a la raíz de los problemas en la elección de una dieta, comportamientos alimentarios, peso corporal y todo lo relacionado con ello.

¿Qué puedes conseguir alimentandote conscientemente?

  • Disfrutar mas de la comida y cambiar tu relación con ella.
  • Comer de todo pero comiendo menos.
  • Cambiar tus hábitos de alimentación.
  • Aprender a reconocer y tomar conciencia de las sensaciones de tu cuerpo. ¿Tengo hambre o es solo apetito?
  • Disminuir tu nivel de estrés.
  • Ser mas consciente de como influyen tus emociones en tu forma de comer y aprender a manejarlas.
  • Romper la relación entre ciertos pensamientos automáticos (no conscientes) y el impulso de comer.
  • Aumentar el ejercicio físico.
  • Aceptar tu imagen corporal y tratarte mejor.

En la actualidad, se publicitan muchas dietas que ofrecen pérdidas de peso muy superiores a las que organismo puede aceptar y todas ellas son igualmente ineficaces para control del peso a largo plazo. Sus efectos a corto plazo se explican por lo que tienen en común, esto es, la reducción del consumo total de calorías, que se puede conseguir de formas muy diversas

En conjunto los resultados de diversas investigaciones epidemiológicas también han llegado a la conclusión de que el 95 por 100 de las personas que pierden peso lo recuperarán entre uno y cinco años más tarde.

La  Alimentación Consciente se basa en la premisa de que todo el mundo contiene la sabiduría que necesita para mantener su salud y peso óptimos. El problema es que estamos fuertemente condicionados por nuestras emociones, y el estrés, la tensión, el aburrimiento, la tristeza, la culpabilidad, hacen que veamos la comida como un enemigo a vencer en vez de cómo el aliado que tiene que ser.
El hambre pierde su función y empezamos a movernos por el apetito para saciar nuestras emociones y en este cambio tienen mucho que ver los medios de comunicación.

Afortunadamente, el Mindfulness o  atención plena tiene el poder de eliminar el estrés, sanar y equilibrar el cuerpo, el corazón y la mente, rescatando asi nuestra sabiduria corporal y darle vida de nuevo, de modo que podemos volver a comer de acuerdo a las necesidades de nuestro cuerpo.

Pero…¿qué es el Mindfulness o atención plena? Mindfulness o atención plena es el cultivo intencional de la atención momento a momento sin juzgar.

Por lo tanto la Alimentación Consciente, persigue intencionalmente ser más conscientes de las sensaciones corporales que tenemos al comer, de las señales asociadas con el hambre y la saciedad, y otras reacciones del cuerpo (emociones, pensamientos) que se dan cuando se está comiendo o relacionadas con la comida y el acto de comer.

El ser conscientes de todo lo que influye en nuestra forma de comer, de nuestros pensamientos, emociones y estados mentales, hábitos de compra e incluso de la influencia que tienen los medios de comunicación en todo ello, tiene potente beneficios. ¿Por qué? Porque con la consciencia se abre un espacio entre impulso y reacción. En ese espacio tenemos más posibilidades de elección, y más posibilidades de elegir significa más libertad.

Lamentablemente, la industria de las dietas ha olvidado el significado original de “dieta.” El origen de la palabra “dieta” es la antigua palabra griega diaita, que significa “forma de vida”. La mayoría de las dietas fallan  ya que no pretenden ser (o no son adecuados como) un “modo de vida”.
La Alimentación Consciente no prescribe ningún tipo o cantidad de comida. El ser consciente como modo de vida tampoco requiere un esfuerzo constante. La atención plena no implica fuerza de voluntad o esfuerzo, ni ser hiper-consciente de su dieta. El Mindfulness ofrece una forma completamente diferente de relacionarse con la comida sin inducir a que la culpabilidad te diga “Será mejor que vigile lo que como. Ya que no implica reglas, recetas o restricciones puede ser utilizado como coadyuvante en cualquier otro programa dietético o forma personal de comer.

Eva González

Trastornos de alimentación

Trastornos de alimentación

Hablamos de trastornos de la alimentación o alimentarios en aquellos casos en que la conducta alimentaria está alterada. Por lo tanto, están incluídos en esta categoría la anorexia, la bulimia, el trastorno por atracón y la obesidad.

La Anorexia Nerviosa consiste en el rechazo a mantener un peso corporal mínimo normalizado, en un miedo intenso a ganar peso y en una alteración de la percepción de la forma o el tamaño del cuerpo, percibiéndose generalmente mucho más obeso de lo que realmente se está. Generalmente las personas que sufren este trastorno alimentario presentan un peso por debajo del normal para su edad y estatura. Esta pérdida de peso la consiguen mediante la disminución progresiva de la ingesta. En muchas ocasiones esto se inicia eliminado algunos alimentos que se consideran calóricos para posteriormente generalizarlo al resto de alimentos. La mayoría de pacientes acaban con una dieta restringida a muy pocos alimentos. Es habitual el uso de otros métodos para perder peso: laxantes, diuréticos, vómitos provocados y la realización de ejercicio físico excesivo.

La mayoría de pacientes ocultan todas estas estrategias a sus familiares de manera que en los estadios iniciales de la enfermedad puede ser difícil detectarlas. Como signos de alerta podemos considerar los siguientes: peso por debajo de lo normal, ir al lavabo justo después de cada comida para provocarse el vómito, trocear la comida en pedazos muy pequeños y moverla por el plato, tener alimentos prohibidos, la realización de mucho ejercicio físico y la presencia de amenorrea (pérdida de la menstruación).

Este trasnorno se suele dar en niños/adolescentes autoexigentes y perfeccionistas, que viven en entornos en los que se da mucha importancia al aspecto físico y al adelgazamiento,con una imagen negativa de uno mismo y en los que se ha producido un cambio importante en la vida.

Las características esenciales de la Bulimia Nerviosa consisten en atracones de comida que se realizan compulsivamente seguidos de métodos para compensarlos con el fin de no ganar peso, como por ejemplo provocación del vómito, uso de laxantes, diuréticos y enemas, ejercicio físico excesivo y en ocasiones ayuno. Durante los atracones de comida la persona ingiere grandes cantidades de comida sin ningún tipo de control. Es frecuente que al finalizar el atracón sufran dolores de estómago. El peso de los bulímicos es normal o por encima de la normalidad.

El trastorno por atracón, tendría la mismas caracteristicas que la Bulimia, con la diferencia de esta, en que en este trastorno no se realizan conductas para compensar la sobreingesta descontrolada, por lo que estas personas, por lo general, sufren de sobrepeso.

La Obesidad se caracteriza por una acumulación excesiva de grasa corporal innecesaria. Es una desviación del peso corporal por encima de los estándares que se relacionan con la altura. A nivel clínico, existe el acuerdo bastante generalizado de considerar a una persona como obesa cuando supera en un 20% su peso ideal, en función de su talla, complexión, sexo y edad de desarrollo. Además, es precisamente a partir de este nivel de sobrepeso (+20%) que parece recomendable indicar la reducción de peso, como prevención ante posibles problemas de salud, para los individuos que lo sobrepasan

Trastornos de Alimentación

Trastornos de Alimentación

Hablamos de trastornos de la alimentación o alimentarios en aquellos casos en que la conducta alimentaria está alterada. Por lo tanto, están incluídos en esta categoría la anorexia, la bulimia, el trastorno por atracón y la obesidad.

Si bien algunos de estos trastornos se inician en la infancia o adolescencia, ya sea por no haber  tenido tratamiento o por no haberlo superado a pesar de este o alguna otra causa, en la población adulta podemos ver muchos casos de trastornos alimentarios.

La Anorexia Nerviosa consiste en el rechazo a mantener un peso corporal mínimo normalizado, en un miedo intenso a ganar peso y en una alteración de la percepción de la forma o el tamaño del cuerpo, percibiéndose generalmente mucho más obeso de lo que realmente se está. Generalmente las personas que sufren este trastorno alimentario presentan un peso por debajo del normal para su edad y estatura. Esta pérdida de peso la consiguen mediante la disminución progresiva de la ingesta. En muchas ocasiones esto se inicia eliminado algunos alimentos que se consideran calóricos para posteriormente generalizarlo al resto de alimentos. La mayoría de pacientes acaban con una dieta restringida a muy pocos alimentos. Es habitual el uso de otros métodos para perder peso: laxantes, diuréticos, vómitos provocados y la realización de ejercicio físico excesivo.

Este trastorno suele tener inicio en niños/adolescentes autoexigentes y perfeccionistas, que viven en entornos en los que se da mucha importancia al aspecto físico y al adelgazamiento,con una imagen negativa de uno mismo y en los que se ha producido un cambio importante en la vida.

Las características esenciales de la Bulimia Nerviosa consisten en atracones de comida que se realizan compulsivamente seguidos de métodos para compensarlos con el fin de no ganar peso, como por ejemplo provocación del vómito, uso de laxantes, diuréticos y enemas, ejercicio físico excesivo y en ocasiones ayuno. Durante los atracones de comida la persona ingiere grandes cantidades de comida sin ningún tipo de control.
Es frecuente que al finalizar el atracón sufran dolores de estómago. El peso de los bulímicos es normal o por encima de la normalidad.

El trastorno por atracón, tendría la mismas características que la Bulimia, con la diferencia de esta, en que en este trastorno no se realizan conductas para compensar la sobreingesta descontrolada, por lo que estas personas, por lo general, sufren de sobrepeso.

La Obesidad se caracteriza por una acumulación excesiva de grasa corporal innecesaria. Es una desviación del peso corporal por encima de los estándares que se relacionan con la altura. A nivel clínico, existe el acuerdo bastante generalizado de considerar a una persona como obesa cuando supera en un 20% su peso ideal, en función de su talla, complexión, sexo y edad de desarrollo. Además, es precisamente a partir de este nivel de sobrepeso (+20%) que parece recomendable indicar la reducción de peso, como prevención ante posibles problemas de salud, para los individuos que lo sobrepasan